• El reloj de James Bond se renueva

    El reloj de James Bond se renueva

    El diseño original y el espíritu oceánico siguen manteniendo su ADN original, pero ahora con materiales avanzados. Es una versión modernizada y rediseñada con una esfera de cerámica con el patrón de onda icónico. Apreciada por su diseño y su tecnología oceánica, el reloj representa un nuevo capítulo para Omega en el mundo de los relojes de inmersión. Desde 1993 mantiene una estrecha relación con la firma con James Bond.

    Con un nuevo tamaño de 42 mm, también estrena un bisel cerámico negro con la escala de inmersión en Ceragold o esmalte blanco. Los relojes incorporan el calibre Master Chronometer 8800, con un nivel aún más alto de precisión, funcionamiento y resistencia antimagnética. Las esferas son de cerámica y están disponibles en colores negro, azul o cromo PVD. El famoso motivo de ondas se reincorporó (ahora grabado con láser) y los índices se realizaron y rellenaron con Super-LumiNova. Incluso las agujas esqueleto se rellenaron discretamente.

    Uno de los detalles más importantes del Diver 300M ha sido siempre la válvula de escape de helio. El fondo de caja muestra un reborde en forma de onda y un cristal de zafiro, a través del que se ve el calibre Master Chronometer 8800 aprobado por el METAS. Se presenta con un brazalete metálico tradicional o una correa integrada de caucho negro o azul. Los brazaletes de metal lucen un nuevo diseño ergonómico y fueron integrados en la caja. También incluyen el cierre extensible de cremallera y pulsador, patentado por Omega y que permite aumentar la longitud, muy útil para la inmersión.

Comparte esta noticia en tus redes