• Breitling se renueva

    Breitling se renueva

    Vayamos al grano: el nuevo Breitling Chronomat es un cronógrafo de altas prestaciones, tanto para la aviación como para el buceo, que incorpora un calibre mecánico automático de manufactura de gran precisión y que presenta una estética tan deportiva como elegante, tan contemporánea como vintage. Se vende además a un precio muy ajustado para sus características y en diferentes versiones para todos los gustos. Es uno de esos relojes todoterreno que aparecen de vez en cuando para facilitar la vida a aquellos que dudan y dudan antes de invertir en una pieza destinada a perdurar en el tiempo y que pueda ser utilizada en todas las ocasiones.

    Dicho esto, ahora un poco de historia: en el mundo de la relojería, cuando alguien piensa en ‘Breitling’ y ‘aviación’, enseguida le viene a la cabeza el Navitimer, el modelo que revolucionó la aeronáutica cuando se presentó en 1952 gracias a su diseño y a su bisel, que contaba con una escala rotatoria que permitía calcular rápidamente el consumo de combustible, el tiempo para los incrementos y descensos de altitud y la velocidad media. En los últimos años ha sido sometido además a varias y muy atractivas actualizaciones.

    El Navitimer era sin embargo una actualización del Chronomat original, lanzado en los años 40 de la mano de Willy Breitling y que ya incorporaba escalas logarítimicas que asistían en la navegación aérea, aunque iba más allá: la palabra era un compuesto de la expresión “chronograph for mathematics” (cronógrafo para matemáticos). 

    23_Breitling Catalog from 1987 showing the Chronomat

     

    Sin embargo, entre los aficionados es más recordado por su rediseño y relanzamiento en 1984: reapareció en un momento en el que la industria estaba dominada por los relojes de cuarzo extraplanos, y el Chronomat (el término pasó también a aludir a “cronógrafo” y “automático”) fue abrazado por muchos como una reivindicación de los grandes (en todos los sentidos) cronógrafos mecánicos. Resurgió además para conmemorar el centenario de la manufactura y le ayudó a mantenerse a flote en una época muy complicada para la alta relojería. No en vano, según Georges Kern, CEO actual de Breitling, “es un reloj que nos conecta con nuestro legado mucho más que ningún otro”.

    Chronomat B01 42 with a blue dial and black contrasting chronograph counters

     

    Estaba inspirado por el reloj Frecce Tricolori, desarrollado y lanzado un año antes en colaboración con la famosa escuadrilla aérea de acrobacias italiana del mismo nombre. De él tomó algunas de sus famosas señas de identidad, como el bisel rotatorio y, sobre todo, los cuatro índices móviles que sobresalen, protegiendo el cristal y facilitando la manipulación de los pilotos incluso sin quitarse los guantes. Todo esto, sumado a la habitual escala y al taquímetro, logró que el reloj trascendiera el ámbito de la aviación y recabara admiradores en mundos tan dispares como el de la vela de competición y la Fórmula 1. Su brazalete Roleaux (compuesto de cilindros de metal unidos) también se convirtió en icono por su comodidad y apariencia única.

    Detailed view of the new Chronomat's Rouleaux bracelet

     

    Ahora ha sido sometido a la mayor actualización desde entonces, con una colección que, sin dar la espalda a sus señas de identidad en los 80, potencia mucho más las cualidades todoterreno del Chronomat y lo adapta a los gustos contemporáneos. Mantiene por supuesto tanto el brazalete Roleaux (con el elegante cierre mariposa), cuya vuelta era muy demandada por los aficionados a la relojería, como los índices móviles (hay que recordar son intercambiables, por lo que pueden utilizarse tanto para una cuenta progresiva como regresiva), para que sea reconocible a primera vista, mantener su funcionalidad original y su look retro-moderno.

    Chronomat B01 42 with a silver dial and black contrasting chronograph counters

     

    Por fuera, gana en refinamiento y elegancia gracias a los materiales, acabados y colores, sin perder su aura deportiva característica (puede vestir tu muñeca tanto en una alfombra roja como en la playa). Y por dentro, incorpora el ya célebre calibre automático B01 de Breitling, desarrollado internamente y con una generosa reserva de marcha de 70 horas. Su precisión es avalada por la habitual certificación COSC y los relojes son completamente herméticos hasta 200 metros de profundidad, así que no hay problema por bucear con ellos.

    Two-tone Chronomat B01 42 with a blue dial and tone-on-tone chronograph counters highlighted by an 18 k red gold bezel, crown and pushers

     

    Las manecillas de cada nuevo Chronomat están revestidas con Super-LumiNova, un material luminiscente que permite leerlas fácilmente en cualquier condición lumínica, y todos –excepto el Chronomat Frecce Tricolori Limited Edition, del que hablaremos luego–, cuentan con un segundero rojo que también facilita la legibilidad.

    Chronomat B01 42 with a silver dial and black contrasting chronograph counters

     

    Respecto a las diferentes versiones, el modelo estándar del Chronomat B01 42 cuenta con caja de acero inoxidable de 42 milímetros y opción entre esferas en plata, cobre o azul con contadores de cronógrafo negros en contraste. También está disponible con esfera negra con contadores de cronógrafo de color plata en contraste. Todos los modelos van montados con el brazalete Rouleaux de acero inoxidable con cierre mariposa.

    Chronomat B01 42 Bentley with a green dial and black contrasting chronograph counters

    © venzinbuehler venzinbuehler

     

    El Breitling Chronomat Bentley, por su parte, celebra una vez más la colaboración de Breitling con la gran marca británica de automóviles de lujo. Se ofrece en caja de acero inoxidable de 42 milímetros con esfera verde Racing Green y contadores de cronógrafo negros en contraste. Presenta la inscripción ‘BENTLEY’ grabada alrededor del dorso de la caja de zafiro transparente.

    Chronomat B01 42 Frecce Tricolori Limited Edition with a blue dial and tone-on-tone chronograph counters

     

    Y el nuevo Chronomat Frecce Tricolori Limited Edition (homenaje al de 1983) dispone de una esfera azul con esferas internas en la misma tonalidad, con el logotipo de Frecce Tricolori ubicado donde normalmente figura el logotipo de Breitling. Está limitado a 250 ejemplares

    Chronomat B01 42 with a silver dial, an 18 k red gold crown and pushers and a bezel with 18 k red gold rider tabs

    © venzinbuehler venzinbuehler

     

    Los entusiastas del Chronomat que busquen un toque de lujo extra gravitarán hacia el Chronomat B01 42 equipado con corona y contadores en oro rojo de 18 quilates, y bisel con pestañas, numerales e índices en oro rojo de 18 quilates. Otro llamativo Chronomat bicolor es el que se ofrece bien con elegante esfera azul con contadores de cronógrafo en la misma tonalidad o con esfera antracita con contadores de cronógrafo negros en contraste.

    21_Chronomat B01 42 in 18 k red gold with an anthracite dial and black contrasting chronograph counters_REF RB0134101B1S1

     

    Por último, quienes quieran llevar el lujo deportivo a otro nivel podrán decantarse por el modelo con una caja en oro rojo de 18 quilates montada en correa de goma negra con cierre mariposa en oro rojo de 18 quilates. Los precios oscilan entre los 19.000 euros de este último, el modelo más caro, y los 7.900 euros del primero. Están ya disponibles en la web de Breitling.

Comparte esta noticia en tus redes